MANTENIMIENTOhando

MANTENIMIENTO

 

CESTERO INSTALACIONES realiza los mantenimientos de las instalaciones propias o no, que lo necesiten o las que el cliente requiera.

Para realizar este mantenimiento, se firmará un contrato por el que CESTERO INSTALACIONES se compromete a una serie de trabajos necesarios, obligatorios o voluntarios, o simplemente y sin contrato, se realizan las tareas requeridas por la demanda del cliente.

Estos servicios son:

  • Revisiones periódicas de gas natural y propano-butano.
  • Reparaciones de cualquier tipo de avería de la instalación de gas.
  • Mediciones de SPC o rendimiento en los aparatos de consumo.
  • Modificaciones en instalaciones de gas individuales o colectivas.
  • Modificaciones de la instalación de agua caliente sanitaria.
  • Revisiones voluntarias y obligatorias en instalaciones de gas.
  • Mantenimiento de salas de calderas
  • Estudio de eficiencia y rendimiento en instalaciones de calefacción
  • Termografías como medio para localizar problemas en las instalaciones.
DETECCIÓN DE FUGAS, FILTRACIONES MANCHAS DE HUMEDAD POR TERMOGRAFÍA ..........+info

La termografía es una técnica que permite calcular temperaturas a distancia, con exactitud y sin necesidad de contacto físico con el objeto a estudiar. En la termografía, cada pixel corresponde con un valor de medición de la radiación; con un valor de temperatura.

En lugar de proceder al desmontaje y posterior montaje de instalaciones complejas como la calefacción, ventilación, climatización o fontanería, se puede revisar y reparar de forma fiable con la utilización de cámaras termográficas.

fugas12-260x200
fugas2
fugas3
fugas4

Imagen de un local calefactado con infiltraciones de aire frío. Imagen infrarroja de la esquina con humedades de una habitación.

SISTEMA PARA LA GESTION ENERGÉTICA EN SALA DE CALDERAS ..........+info

La climatización es el primer servicio en cuanto a consumo global de energía en un edificio, según datos del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético) del año 2013, con un total del 60% del gasto energético, mientras que la iluminación ocupa el segundo lugar con un 28%.

La obtención de la mejor eficiencia energética de un edificio se consigue optimizando al máximo la producción de calor y frío, además de una serie de medidas de otra índole, mediante un sistema remoto de control y gestión de la eficiencia energética activa de los edificios. Este control permitirá poder optimizar al máximo el gasto energético de la instalación y comparar en fases sucesivas los cambios realizados para determinar si efectivamente reducen el gasto energético.

En las instalaciones térmicas de los edificios es posible realizar una racionalización de la energía sobre los elementos que más consumo tienen controlando cada circuito con curvas independientes, con el objetivo de conseguir un ahorro energético que les permita reducir los costes fijos de explotación. Para poder reducir el consumo, estas instalaciones deben dotarse de equipos electrónicos que automaticen funciones y que les permita ajustar los niveles de climatización en función de la temperatura exterior, interior y de producción.